Usos en Traumatología


Deportistas de alto nivel y personalidades se han beneficiado de sus efectos regenerativos. El equipo médico constituido por especialistas en Ortopedia y Traumatología, Hematólogos y Hemoterapeutas junto con personal técnico en Hemoterapia de alto nivel científico, forman un grupo de especialistas certificados y entrenados en elaboración y aplicación del procedimiento con PRP.
PlasmaRico Traumato es un tratamiento personalizado de regeneración tisular basado en factores de crecimiento plaquetarios que permite lograr un efecto prolongado, dado que su forma de actuar es regenerando el tejido y no solamente eliminando temporalmente el dolor.
Este tratamiento innovador personalizado permite que en menos de 1 hora se proceda a la extracción de sangre y a la preparación del producto a inyectar en la zona afectada. Una vez realizado puede regresar a su actividad cotidiana, evitando la actividad deportiva en las primeras 48 horas.
El tratamiento dura de 2 a 3 meses. Luego los médicos evaluarán los resultados y determinarán si es necesario repetirlo, dependiendo de la severidad y duración de la lesión.
La mayoría de los pacientes requieren entre 3 a 5 aplicaciones de PRP.
El PRP ganó amplia popularidad en los EEUU y Europa, siendo utilizado con gran éxito en el mundo deportivo, en atletas de elite y reconocido como el tratamiento de elección en gran número de centros médicos dedicados al deporte, y tratamiento del dolor.
Numerosos trabajos científicos presentados en Congresos de la Especialidad así como publicados en revistas desde hace mas de 20 años, demuestran un mayor nivel de eficacia con respecto a tratamientos quirúrgicos con las ventajas asociadas a menor costo económico, complicaciones infecciosas y días de internación.

¿En qué consiste la terapia con PRP?

Se extrae una cantidad de sangre venosa, la cual es centrifugada, separando las plaquetas que al ser activadas liberan los factores de crecimiento (FC), proteínas responsables de estimular la reparación del tejido afectado, donde se aplica acelerando en forma significativa la reparación de la lesión. El PRP es considerado la mejor alternativa a la cirugía en ruptura de tendones, ligamentos y músculos.


¿Por qué elegir este tratamiento en lugar de otras opciones?

PRP vs. inyección de corticoides:
El PRP ofrece la oportunidad de curar el área afectada y es una solución permanente. Los corticoides no se consideran una solución a largo plazo. Además, las infiltraciones repetidas de corticoides para controlar el dolor, pueden debilitar los tejidos infiltrados, y originar complicaciones severas en el curso post operatorio.


PRP vs. Cirugía:

Comparado con la cirugía, la terapia con PRP es mucho menos costosa, presenta menos riesgos de infección y una recuperación más rápida. Si una lesión o dolor es lo suficientemente severa para recurrir a cirugía, se debe considerar la terapia de PRP primero. Estas infiltraciones son menos invasivas y producen una mejoría permanente.


Mecanismo de acción del PRP:

Cuando su cuerpo ha sido lesionado o dañado se inicia una poderosa cascada de respuestas para la cicatrización de las heridas. La primera etapa es la formación de un coágulo plaquetario que libera proteínas que van a estimular la reproducción de células de la piel, hueso y otro tejidos.
Mitogénesis: ciertas lesiones sin embargo son resistentes a la cicatrización debido a una pérdida de flujo de sangre en el área lesionada, dando lugar al uso de este nuevo tratamiento de PRP que brinda factores de crecimiento directamente en el sitio a reparar (angiogénesis).
Numerosos trabajos (Sport Medicine) presentados en el mundo, avalan su eficacia y seguridad siendo el tratamiento ideal para reducir el tiempo de recuperación y retorno a su actividad habitual.


PlasmaRico Traumato está indicado para el tratamiento de:

Hombro y codo:
• Tendinitis y ruptura parcial del manguito rotador.
• Codo de tenista y golfista (Epicondilitis y Epitrocleitis).
• Rupturas y desgarros de ligamentos.

Zona lumbar:
• Lumbalgia.
• Discopatías lumbares.
• Artrosis.

En cadera:
• Bursitis.
• Tendinitis y desgarros.
• Artrosis.
• Lesiones condrales.
• Sacroileitis (dolor sacroilíaco).

En rodilla:
• Tendinitis - tendinosis.
• Lesiones ligamentarias o meniscales.
• Osteocondritis.
• Artrosis.
• Bursitis.

En pie y tobillo:
• Fascitis plantar.
• Tendinitis Aquiliana.
• Esguince de tobillo.
• Bursitis.
• Ruptura parcial de Aquiles.
• Osteocondrítis.

Abdomen
• Centro.
• Laterales.


2014 - PlasmaRico - Todos los derechos reservados // Legales // SiteMap